Remax Urbe III

Cargando..

Algo ha salido mal, por favor Inténtalo más tarde.

Remax Urbe III

  • Información general

    •  España
  • Opiniones

    • JAVIER RISCO en 2020 a través de Google
      • + Desde el primer momento han sabido asesorar en la venta, con la dificultad que lleva organizar y dar confianza estando a más de 1500km de distancia. Se han ocupado de todo y no sólo del propio trabajo de intermediación y venta, también de temas que para nosotros era muy complicado organizarlos por la distancia. Transmiten bien sus conocimientos y Dan tranquilidad. Los recomendamos sin lugar a dudas.
    • jesus Garcia en 2020 a través de Google
    • Isabel T.R en 2020 a través de Google
      • - Una auténtica vergüenza el trato recibido por la empleada Anabel Sierra. Lamentable hasta el punto de plantearnos no volver a pisar ninguna inmobiliaria Remax y desaconsejar a familiares y amigos esta empresa. Cuento mi experiencia por si puede ser de utilidad a cualquier persona que quiera evitar un mal rato como el que nos hemos llevado nosotros. Antecedentes: vamos a visitar como potenciales compradores un dúplex del año 1990 que no ha sido reformado en los 30 años de existencia. Para empezar, esta señora llega unos minutos pasada la hora prevista y nos comenta que la casa ni siquiera está preparada para la visita, a lo que contestamos que no se preocupe, sin poner ningún problema. Entramos y lo primero que nos pregunta es si tenemos acceso a financiación, a lo que contestamos afirmativamente. Empezamos a ver la casa por nuestra cuenta, ya que ella tiene que ir dando luces y abriendo ventanas por toda la casa. Cuando vuelve se limita a hacer un par de comentarios superficiales sobre la casa. Su visita se limita a preguntarnos que qué tal. Ninguna explicación, más que aquellas que solicitamos nosotros por nuestras dudas. Y aquí es cuando, sin haber visto la parte de arriba nos vuelve a sacar el tema de la financiación. Le preguntamos si el precio es negociable, y nos pregunta que de qué cantidad estamos hablando. Le comentamos que dadas las características del piso (antiguo y sin ningún tipo de conservación) nosotros, que hemos estado viendo pisos por la zona con precio similar a los que podríamos entrar a vivir sin necesidad de invertir en una reforma, le rebajaríamos una cantidad considerable para poder asumir los gastos de mejora de la vivienda. Aquí se le cambia la cara y se pone totalmente a la defensiva, casi riéndose en nuestra cara del precio propuesto. Nos dice que es un piso estupendo y que si encontramos algo más barato que eso con esas características que se lo digamos porque vamos, imposible. Nos dice que son precios post-covid, y que si no se ha vendido todavía es porque los bancos ahora no dan hipotecas y hay mucha gente interesada en el piso que no puede comprarlo por problemas de financiación. La visita cambia de tono. Nos enseña de malas formas la parte de arriba en menos de 2 minutos. Somos nosotros los que tenemos que volver a preguntar por estado del techo y el tejado. No es capaz de responder si los techos están aislados. Ahora es cuando viene lo mejor. Bajamos a la zona de abajo y la preguntamos si nos enseña la piscina, el trastero y la plaza de garaje, a lo que ella contesta: "¿y para qué queréis que os lo enseñe si no vais a comprar esta casa? vamos, al precio que habéis dicho esta casa no se vende". NOS QUEDAMOS DE PIEDRA, y mi primer impulso es decirle que en mi vida nos habían tratado con tan mala educación en ninguna inmobiliaria. Mi pareja le contesta amablemente que si no estuviéramos interesados en la casa no nos desplazamos hasta allí para verla. Ella recula (le cambia el semblante, que se adivina entre la mascarilla) y nos dice que bueno, que venga, que nos lo enseña. Nos plantamos y le decimos que no, que la visita termina ahí. Nos cierra la puerta cuando queremos salir y nos intenta argumentar, de nuevo, que para qué vamos a querer ver esas zonas de una casa que no podemos pagar. En definitiva, es tan poco profesional, que ni siquiera es capaz de terminar la visita y enseñarnos el resto de zonas de la vivienda. Quién sabe si después de verlo hubiéramos cambiado de opinión y hubiéramos estado dispuestos a pagar más. Hasta donde yo he tenido la ocasión de ver, en otras agencias inmobiliarias se intenta llegar a un consenso pacífico y, sobre todo, se intenta proponer al cliente alternativas acordes a su presupuesto. Dónde quedó el: "no te preocupes, porque te voy a ayudar a encontrar la casa que estás buscando". En fin...un despropósito de señora. Estimada Anabel, no le vendría mal un cursito de trato al público y amabilidad.
    Añadir una opinión
  • Compartir esta página

  • Agencia de contacto

    Contacta con la agencia

  • Nuestro equipo